Este blog no apoya la difusión de contenidos con derechos de autor (excepto los casos en los que el autor da su permiso para ello o los difunde de manera gratuita).
Aquest blog no dona suport a la difusió de continguts amb dret d'autor (exceptuant els casos en els que l'autor en dona permís o els difon de manera gratuïta).
This blog does not support the dissemination of copyrighted content (except for cases in which the author gives permission for it or spreads for free).

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Reseña de Los Rompeasedios


En la reseña de hoy os presento el suplemento Los Rompeasedios (ya a la venta en Lektu y DriveThruRPG), una de las recompensas del mecenazgo del juego de rol La Puerta de Ishtar (que reseñé hace ya tiempo aquí), que ha coprotagonizado una de las entradas más recientes del blog y que los mecenas acabamos de recibir (por cierto, el manual del juego vuelve a estar a la venta en formato físico y en edición de bolsillo en España tal y como ha comunicado Other Selves).

 

Los Rompeasedios tiene por objetivo presentarnos una introducción a las guerras y el uso de los mercenarios en las tierras de Akkad y lo hace mediante 20 páginas en las que se tratan los temas de las técnicas militares y de asedio, un ejemplo de compañía mercenaria (los Rompeasedios que dan título al suplemento) y un glosario de terminos militares.

Asedios y técnicas militares

En este primer apartado se nos describen las distintas técnicas usadas en el asedio a las ciudades-estado en Akkad.

El principal medio para derribar los muros (sean de ladrillos de adobe o de piedra) que protegen estas ciudades consiste en el uso de arietes protegidos por torres de madera con ruedas, cubiertas con pieles o incluso planchas de bronce en el caso de las más grandes y que son humedecidas con agua para evitar que los defensores puedan prenderles fuego y destruirlas.

 

En cuanto a los soldados que participan en los asaltos estos disponen de escaleras que les permiten superar las murallas mientras están siendo protegidos por arqueros que disparan continuamente hacia lo alto de los muros y que a su vez también están protegidos por escudos. También juegan un papel importante en los asedios los zapadores, que construyen las rampas necesarias para que las torres puedan alcanzar las murallas y que también excavan túneles debajo de estas para que estas se derrumben, y los infiltradores que pueden llegar a penetrar desapercibidos hacia el interior de la ciudad sitiada y, por ejemplo, intentar abrir las puertas para que sus compañeros puedan entrar y ocuparla.

Los Rompeasedios

Las compañías mercenarias son una visión muy frecuente en los conflictos que se suceden en el Kishar y, aunque puede parecer extraño, reciben la sanción oficial de Sargón para actuar (esto también ha de considerarse como una forma de controlar las fuerzas militares presentes en su imperio y evitar que los nobles tengan a su disposición ejércitos de grandes dimensiones que supongan un peligro a la larga), aunque esto no evita que existan grupos que decidan actuar por su cuenta y riesgo y sin sanción real, por lo que pueden acabar siendo considerados bandidos o saqueadores fuera de la ley.

 

Una de las compañías mercenarias más famosas es la de los Rompeasedios y, tal y como se puede deducir por su nombre, son capaces de terminar rápidamente con un asedio ya sea entrando en la ciudad o fortaleza que se opone a ser ocupada o haciendo huir al ejército invasor.

Dicha compañía está formada por entre 200 y 300 hombres y se nos ofrece su esquema organizativo así como la composición de las unidades que la forman. Los personajes que la comandan (y cuyas hojas ya rellenadas se pueden encontrar al final del suplemento, por lo que se pueden usar directamente en cualquier sesión de juego o campaña) son los siguientes:

Dizabni, la Intransigente

Es la líder de la compañía, respetada por todos aunque sea de descendencia Awilu y con un secreto del pasado de su familia que guía sus pasos.
Amur-Hayati, el Hermoso

Líder oficial de la compañía y con el que tendrán que tratar todos aquellos que deseen contratarla, también es un Awilu y amigo de la familia de Dizabni.
Imbalayo, el Salvaje

Proviene de las Selvas del Sur y es carpintero de profesión, lo que le ha llevado a convertirse en el jefe de los ingenieros y los zapadores de los Rompeasedios.
Marak, el Preciso

Un Wardu creado para servir de guardaespaldas que ha acabado convirtiéndose en un gran estratega gracias a las enseñanzas que le procuró el padre de Dizabni.
Isiratu de Samarra

Un personaje muy popular entre los Rompeasedios por su temeridad y compañerismo aunque esto le lleve a arriesgar su vida demasiadas veces, es el jefe de los infiltradores y de los jinetes.
Kutsna, el Cimmerio

Antiguo gladiador que perdió su ojo izquierdo y que fue comprado por Dizabni al ver su valía, está al mando de las tropas de choque.

La base de los Rompeasedios se encuentra en los restos del Muro de Shulgi, una inmensa muralla que protegía los restos del antiguo imperio de Ur (y tal y como se puede ver en los enlaces a Wikipedia anteriores se vuelve a hacer referencia al mundo real en la creación del universo de juego de La Puerta de Ishtar).

Glosario

Ya para terminar el suplemento nos ofrece un extenso glosario de términos militares en lengua akkadia recogido de diversas fuentes historiográficas tal y como he podido comprobar con una búsqueda rápida en Google, así he podido encontrar una referencia a los Rabi Kakki (armeros) en esta entrada del diccionario online de la Association Assyrophile de France y una referencia a los Rab Kisri (comandantes de una fuerza de 200 hombres) en este artículo de Warlord Games por poner un par de ejemplos.

 


Conclusiones

Los Rompeasedios es un suplemento que cumple con lo prometido en el mecenazgo, aunque realmente a mí me sabe a poco teniendo en cuenta las ideas que se exponen y que se intuye que podrían implementarse en una sesión o campaña de La Puerta de Ishtar como por ejemplo participar en el asedio y la defensa de ciudades o la posibilidad que tienen los personajes jugadores de dirigir un ejército.

Esta entrada también está disponible en los siguientes idiomas:
Català English

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada