Este blog no apoya la difusión de contenidos con derechos de autor (excepto los casos en los que el autor da su permiso para ello o los difunde de manera gratuita).
Aquest blog no dona suport a la difusió de continguts amb dret d'autor (exceptuant els casos en els que l'autor en dona permís o els difon de manera gratuïta).
This blog does not support the dissemination of copyrighted content (except for cases in which the author gives permission for it or spreads for free).

lunes, 4 de julio de 2016

Belloy-en-Santerre y los voluntarios catalanes (1916 – 2016)

Voluntarios catalanes (Dominio Público)

El dia 1 de julio de 1916 empezaba la Batalla del Somme en la que el ataque anglofrancés tenía por objectivo aliviar la presión que les tropas alemanas mantenían sobre la ciudad asediada de Verdun.


La Batalla del Somme fue una de las batallas más importantes de la Gran Guerra y en la que se han registrado el número más grande de bajas de toda la história, más de un millón, entre muertos, heridos y desaparecidos (de hecho el Ejército Británico sufrió cerca de 20.000 muertos y más de 40.000 heridos solo en ese primer día).

Dentro de la ofensiva del Ejército Francés la 10a compañia del 3er batallón del Regimiento de Marcha de la Legión Extrangera (RMLE) atacó la población de Belloy-en-Santerre a las doce del mediodia del 4 de julio (sí, hoy hace 100 años de este hecho) y consiguió volver a ocuparla después de duros combates cuerpo a cuerpo por sus calles, defendiéndola posteriormente de los ataques enemigos que intentaban reconquistarla.

Ruinas de Belloy-en-Santerre (Dominio Público)

Las bajas que sufrió la Legión en esta acción tambien fueron bastante numerosas: más de un centenar de muertos, ciento cincuenta desaparecidos i cerca de quinientos heridos. Entre los muertos hubo el poeta norteamericano Alan Seeger (tío del cantautor Pete Seeger) así como cincuenta catalanes, entre ellos el periodista y catalanista convencido Camil Campanyà, receptor de una señera estelada enviada a los voluntarios por Joan Solé i Pla, el fundador del Comitè de Germanor amb els Voluntaris Catalans (Comité de Hermandad con los Voluntarios Catalanes).

Voluntarios catalanes y españoles

Insignia del RMLE
(Dominio Público)

Si bein es cierto que la España de Alfonso XIII se mantuvo neutral durante la Gran Guerra, las tensiones políticas de la época i la situación mundial pronto provocaron la aparición de dos bandos: los germanófilos (partidarios de las Poténcias Centrales) y los aliadófilos (partidarios de la Triple Entente), que a menudo acusaron la neutralidad española de germanofília disfrazada.

Esta situación dio lugar al alistamiento de voluntarios en el Ejército Francés o a la incorporación de ciudadanos ya naturalitzados (es decir, que ya hacía tiempo que vivían en Francia por razone econòmicas o por haber huido de España por razones de tipo político, como por ejemplo haber estado involucrado en las protestas por el envío de reservistas a la Guerra de de Melilla que desembocaron en los hechos de la Semana Trágica o tener problemas con la Lei de Jurisdicciones promulgada a raiz de los Hechos del ¡Cu-Cut! y que formarian parte de los Regimientos de Marcha de la Legión Extranjera Francesa.

El origen de estos voluntarios és fundamentalmente catalàn, aunque también hubo aragoneses y vascos, además también se ha de tener en cuenta que dentro de los alistados catalanes hubo que no tenian un sentimiento nacionalista muy fuerte por lo que respecta a la independéncia catalana, considerándose a ellos mismos solo españoles o catalanes y españoles a la vez.

Los orígenes de la bandera estelada y los movimientos catalanistas de principios del siglo XX

Y ya que he hempezado a hablar del sentimiento independentista catalán es bueno recordar (o saber) que realmente este no es un fenómeno que haya nacido a raíz de la situación política de años recientes, al contrario.

Josep Narcís Roca i Farreras (1834-1891) ya empezó a teorizar sobre el estado propio desde las paginas del periódico La Renaixensa entre otras publicaciones y llegó incluso a recordar el asedio sufrido per Barcelona y su caida ante las tropas borbónicas en el año 1714 (un tema del cual por cierto ya havía hablado anteriormente) con dos artículos escritos a La Publicidad los días 14 y 16 de septiembre de 1879 (que se pueden consultar en el Arxiu de Revistes Catalanes Antigues).

En Cataluña aparecieron diversos movimients de signo independentista com por ejemplo Solidaritat Catalana de Enric Prat de la Riba (surgida en 1906 debido a los Hechos del ¡Cu-Cut! y la Lei de Jurisdicciones) y la Unió Catalanista de 1891.

En cuanto a la señera estelada, el principal símbolo de los movimientos catalanistas independentistas, se puede rastrear su origen hasta la bandera de la independéncia cubana del siglo XIX, que a su vez está inspirada en la bandera de los Estados Unidos de América (la primera versión de la cual se creó en Filadélfia en el año 1774 y que también acabaría influyendo en la bandera de la Revolución Francesa del año 1789): una estrella blanca de cinco puntas para representar una colónia o estado, el color blanco para la libertad, el color rojo para la igualdad y el color azul para la fraternidad.

Bandera de Cuba

Señera

Estelada de Santiago de Cuba (1903)

Estelada de Santiago de Cuba (1905)

Estelada de París (1908)

La primera versión de la estelada (una señera con una estrella blanca justo en medio) apareció colgada en el balcón del Centre Catalanista de Santiago de Cuba en el año 1903. Dos años después parte de los socios del Centre crearon el Catalunya Grop Nacionalista Radical y la revista Fora Grillons! (¡Fuera Grilletes!), adoptando como insígnia la actual versión de la estelada (la señera con un triángulo azul en un extremo y la estrella en medio), aunque este diseño aún tardaría en hacerse visible (sin ir más lejos en el año 1908 en la sede de la Lliga Nacionalista Catalana en París las esteladas tenían un rombo azul en medio con la estrella blanca dentro).

Con la aparición en la década de 1910 del Casal Nacionalista de Camagüey y el Cathalonia Blok Nacionalista de Guantánamo la estelada fue llevada a Cataluña grácias a Vicenç Albert Ballester (1872 – 1938), hijo de un capitán catalán de la marina mercante chilena y que también siguió la carrera de su padre obteniendo la titulación de pilot mercante en el año 1894, haciendo diversos viajes entre Cuba y Cataluña, estableciéndose finalmente en el Masnou.

Miembros de La Reixa (Dominio Público)

Los miembros de la asociación de solidaridad La Reixa (La Reja), creada en Barcelona en el año 1901 después de la detenciós de 30 militantes independentistas cuando intentaron depositar una ofrenda floral en el monumento al consejero Rafael Casanova el 11 de septiembre, tenían como símbolo lacitos con las cuatro barras y con la estrella para llevar en la solapa y que evidentemente fueron hechos por la influéncia de Ballester (que era uno de los impulsores del grupo).

Joan Solé i Pla y el Comitè de Germanor amb els Voluntaris Catalans


Documental L'Estelada de Verdun (TVC | Youtube)

Cuando se hizo evidente la preséncia de voluntarios catalanes en las filas de la Legión Extranjera grácias a la correspondéncia que estos enviavan se hizo evidente para los círculos independentistas la necesidad de saber su número y donde estaban destinados, hecho que llevó al doctor Joan Solé i Pla a fundar a finales de febrero de 1916 el Comitè de Germanor amb els Voluntaris Catalans siguiendo el modelo de apadrinamiento que se estaba llevando a cabo con otros contingentes de tropas aliadas, es decir, se pedia a ciudadanos de Catalunya que se cuidasen de un soldado enviándole cartas de ánimo y bienes que pudieran ayudarle a soportar su estancia en el frente, como por ejemplo mudas de ropa que le ayudasen a calentarle y mantenerse seco en las trincheras, tabaco o golosinas como por ejemplo el chocolate. Esta actividad también estuvo acompañada de la visita al frente que el doctor Solé i Pla y otros catalanistas aliadófilos hicieron en diciembre de 1917 para poder entrar en contacto con los voluntarios tal y como se puede ver en la filmación siguiente.


Solé i Pla en el frente de la Gran Guerra (Youtube)

Además de esta actividad el Comitè de Germanor también quiso organizar el agrupamiento de os voluntarios catalanes en un solo cuerpo tomando como modelo unidades como la Legión Checa (que luchaba a favor de las poténcias de la Entente para liberar Bohémia y Morávia del Imperio Austríaco y los territorios eslovacos del Reino de Hungría), el Ejército Azul polaco o la Legión Garibaldina que formaba el 4rto Regimiento de Marcha del 1er Regimiento Extranjero. Para conseguirlo Solé i Pla creía que era necesaria una figura que sirviese de ejemplo e inspiración para los voluntarios y que se convertiría en el líder de la agrupación, por eso pensó en un primer momento en Pere Ferrés-Costa (1888 - 1915), poeta, pedagogo y corresponsal de guerra para el periódico barcelonés Las Noticias que se acabó alistando en la Legión, pero la muerte de este en el frente de Artois en mayo de 1915 les hizo pensar en Camil Campanyà.

En mayo de 1918, ya hacia el final del conflicto, se constituyó el Patronato de Voluntarios Españoles inspirado por la tarea llevada a cabo por el Comitè de Germanor y dirigido por José Subirà i Puig (1882 – 1980), sobrino de Solé i Pla, y el Duque d'Alba, con el propósito de irlo sustituyéndolo, cosa que se vió claramente con una disminución de los artículos hablando de los voluntarios catalanes en la prensa aliadófila española y la disminución del interés del gobierno francés en unas reivindicaciones nacionalistas catalanas que podían afectar a su territorio y desestabilitzar España.

Camil Campanyà y la Trinxera Catalana

Camil Campanyà i Mas (1892 – 1916), jefe de la sección juvenil de Unió Catalanista y colaborador de la revista La Tralla de Vicenç Albert Ballester y el periódico La Nació, tuvo que exiliarse a Santiago de Cuba por problemas políticos derivados de la Lei de Jurisdicciones, allí collaboraría con Fora Grillons! y más tarde se enrolaría voluntáriamente en la Legión Extranjera en el año 1915. En las cartas que se cruzaron el y el doctor Solé i Pla se demostraron las fuertes convicciones nacionalistas del joven y su creencia en la necesidad de crear una Legión Catalana, además también emprendió la creación de una hoja informativa emnsual para los voluntarios llamada la Trinxera Catalana (Trinchera Catalana donde tendrían cabida las colaboraciones de los soldados y que también serviría para poenr en contacto los catalanes del frente.

El primer número estaba fechado en julio-septiembre (hecho que hizo imposible que su creador la llegase a ver impresa dado que murió el día 4) y según parece llegó a tener una continuación llegando a la séptima entrega de la mano de Daniel Domingo i Montserrat (1900 – 1968), aunque se desconoce si se publicaron los números quinto y sexto.

Los voluntarios catalanes que así lo pidieron recibieron lacitos, banderitas y pequeñas insignias con los motivos de la estelada y muy posiblemente Campanyà fuera depositario de una estelada de grandes dimensiones que le fue enviada por el doctor Solé i Pla o que el mismo podría haber recogido de manos del doctor en la Diada de 1915. Seguramente esta bandera fue la protagonista del mito según el cual la estelada fue usada para envolver su cadàver, pero esto es imposible, ya que su cuerpo desapareció durante los combates.

Los Catorce Puntos de Woodrow Wilson

Documentación en inglés
del Comitè Pro-catalunya (Dominio Público)

Con la llegada del final de la guerra y la Conferéncia de Paz que dió lugar al nacimiento de la Sociedad de Naciones se creó el Comitè Pro-Catalunya para dar apoyo a las acciones del Comitè Nacional Català de París.

La intención de ambos comités era aprovechar el programa de los Catorce Puntos del presidente Woodrow Wilson para conseguir ser admitidos a la Conferéncia para dar a conocer el anhelo independentista catalán. Para conseguirlo se envió a Josep Castanyer Prat, mano derecha de Solé i Pla en el Comitè de Germanor, este visitó los periódicos L'Humanité y Le Populaire para intentar iniciar una campaña periodística en favor de la causa catalana.

També visitó el Ministerio de Exteriores francès y el Hotel Crillon, donde se alojaba Wilson, para hablar con uno de sus secretarios, el comandante Tyler, en todos los casos Castanyer entregó diversa documentación escrita tanto en francés com en inglés donde se presentaba el caso catalán.

Sin embargo estos esfuerzos no sirvieron de nada, ya que el 28 de juny de 1919 se firmó el Tratado de Versalles y con este se acabó toda posibilidad de aplicar la vía wilsoniana

El recuerdo de los voluntarios catalanes

Entrega de la bandera de los Voluntarios
al Museo del Ejército de París
(Dominio Público)

EL número aproximado de voluntarios españoles en la Gran Guerra es cercano a los 1.000 i estos fueron mayoritàriamente catalanes (y no llegaron a los 12.000 como se dijo posteriormente y ratificó en la Asamblea Nacional francesa el periodista y político Emmanuel Brousse (1866 – 1926) para reafirmar las aspiraciones de independéncia catalanas).

Diploma de los voluntarios catalanes (Dominio Público)

Medalla honorífica de los voluntarios catalanes (Dominio Público)

El recuerdo de estos voluntarios se manifiesta hoy en día de diversas maneras:

En Francia es posible encontrar el nombre de Camil Campanyà inscrito en los muros del Panteón de Paris junto con los de otros 650 escritores muertos durante el conflicte.

Actualmente las dos calles principales de Belloy-en-Santerre se llaman rue de Catalogne y rue de Barcelone debido al hecho que la Mancomunidad de Catalunya y el ayuntamiento de Barcelona financiaron con medio millón de francos franceses de la època la reconstrucción de la iglesia y el ayuntamiento (donde precisamente también hay una placa en recuerdo de Campanyà) y la construcción del monumento conmemorativo a los soldados de la Legión muertos en la batalla con un especial recuerdo para los combatientes catalanes mediante la inscripción «Honneur à la Légion Étrangère et à ses vaillants catalans Juillet 1916».

Belloy-en-Santerre (2).JPG por APictche
(CC BY-SA 4.0)

Fotografía cortesía de Le Grand Guerre

Coincidiendo con el centenario de la batalla también se hace una ceremónia conmemorativa.





En Barcelona se conserva la estelada de 1915 de Camil Campanyà y Joan Solé i Pla en el Museu d’Història de Catalunya recuperada de entre los efectos personales del doctor y en los jardines del Parc de la Ciutadella se exhibe la estátua Als Voluntaris catalans, esculpida por Josep Clarà y que fue inaugurada el 14 de julio de 1936 y que hoy en día también recuerda a todos los muertos catalanes de ambas guerras mundiales.

Als Voluntaris Catalans (Josep Clarà).
Parc de la Ciutadella (Barcelona) por Enfo

(CC BY-SA 3.0 es)

Als Voluntaris Catalans (Josep Clarà).
Parc de la Ciutadella (Barcelona) por Enfo

(CC BY-SA 3.0 es)

Fuentes bibliograficas y de Internet

Además de los enlaces que hay a lo largo del artículo también os recomiendo la siguiente bibliografía:

12.000! Els catalans a la Primera Guerra Mundial
Joan Esculies i David Martínez Fiol
Ara Llibres
ISBN: 978-84-15642-71-8

Cent Anys d'Estelada. Un segle d'iconografia independentista
Coordinació: Oriol Falguera i Ribas i Joan-Marc Passada i Casserres
Cim Edicions
ISBN: 978-84-937380-0-6

Joan Escolies: Reportatges i articles

Identidades cruzadas, identidades compartidas: españolidad y catalanidad en los voluntarios españoles de la Gran Guerra
David Martínez Fiol, Joan Esculies Serrat
Rubrica Contemporanea

Esta entrada también está disponible en los siguientes idiomas:
Català English

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada